Historia De F.A.T.A

Ir abajo

Historia De F.A.T.A

Mensaje por Asira Low el Miér Dic 09, 2009 12:44 am

La biblioteca de FATA, es reconocida, con justicia, como la compilación humana más extensa y rica del mundo. Este fragmento del “Códice de los primeros años” solo es conocido por los estudiantes del F.A.T.A., por los guardianes y por los murmurantes. Aquí, una traducción precisa del mencionado papiro escrito en idioma Original al español, realizada por uno de los primeros Directores del Instituto, el gran Asimir-al Jahid, príncipe árabe exiliado, perteneciente a la casa del aire:

“Cuando este mundo se creo, los cielos, la tierra, los mares y el fuego fatuo eran los únicos soberanos del planeta, y como tales cada uno de los otros quería regir sobre los demás, imponiendo su fuerza y voluntad. El Creador miraba esta lucha como un mal necesario, la tierra siempre intentaría socavar los cimientos del mar, mientras este ultimo erosionaba al primero, conjuntamente con el viento, todos en miras de ser calcinados por los deseos del fuego.
Sin embargo, pasados varias decenas de millones de años, las cosas se salieron de control. La tierra era herida con temibles rajaduras en su piel, agujas que se elevaban soberbias al cielo con la intención de detener el paso al aire y al agua, creándose así cicatrices en la perfección del rostro que el Creador había formado para ella. Por su parte, el viento había desarrollado armas terribles, arremolinándose sobre sí mismo y succionando centrífugamente todo a su paso. El agua, imitando al aire, era aun más terrible en sus tempestades, golpeando con furia a la tierra, creando acantilados, que se sumaban a las montañas y cordilleras. El fuego, lento pero temible adversario, empezaba a expulsar su producto de las entrañas mismas del mundo, volcándose en su magnificencia, sobre el agua, sobre la tierra, contaminando con temibles gases al aire.
Fue entonces cuando la Furia del Creador no conoció límites. Tomando en sus manos al Agua, la presiono hasta que su Alma se separo de su sustancia y esta, cayendo, volvió a ocupar placida y calmada, el lugar que se le había dado de antemano. Los otros tres, aterrados, suplicaron clemencia al Creador, quien cegado, repitió el procedimiento.
El mundo estaba vacío, y su única habitante era la Muerte.
Durante un tiempo igual al que los elementos lucharon sobre este mundo, la muerte amaso su viscosidad y putrefacción por toda su faz. Mientras tanto, en el éter, el Creador tenía su único ojo situado sobre las Almas Encadenadas, nombre que ahora recibían los que una vez fueron fuego, aire, tierra y agua. Como ya hemos dicho, la furia del Creador por la destrucción generada era tal, que no oía, ni sentía, ni veía. Una vez capturadas las almas, se dispuso a crear un arma que pudiese destruirlas, forjando así la Espada del Azote. Volvióse entonces a las almas, quienes en su desesperación intentaron un último y desesperado recurso.
Las cuatro se fundieron en una, amándose, uniéndose y apareándose las unas con las otras con una armonía que este mundo jamás ha tenido la gloria de ver. De ese amoroso engendrar, surgió una rosa, pero no era una rosa cualquiera. Su fragancia era desconocida incluso al Creador, a quien dejo embelesado, sus pétalos anaranjados eran suaves y tibias lenguas de fuego, mientras su tallo, firme como la roca más dura y liviano como el aire más puro. A tal punto conmovió este regalo al Creador, que derramo, inintencionalmente, una lagrima sobre cada alma, lagrima que, en su mezcla con estas entidades, se solidifico dando lugar a tres piedras brillantísimas, grandes en su variedad, incomparables en su calidad y poder, bellas en su estética y únicas en su creación.
Viendo su nueva obra, el Creador decidió perdonar a sus hijas e hijos por su estupidez, y les prometió devolverlas al mundo, pero bajo la condición de aceptar que ellas no serian ya más las soberanas del mundo, sino que estarían subyugadas a un nuevo ser, el Hombre.
Una vez creado este nuevo ser, Ibrahim (así se dio a conocer a los hombres el Creador), los doto de todos los dones que el mismo poseía, excepto claro, de su condición divina, y su visión omnipresente de la realidad. Así, Ibrahim pasó su mano por el putrefacto mundo erradicando de el todo vestigio de la soberanía de la Muerte, que tantos años había regido sola, y entrego el mundo a la nueva especie, los humanos, quienes lo adoraron y respetaron, haciéndose, solo unas generaciones más tarde, merecedores de las cuatro gemas sagradas, que les darían control total sobre el mundo. A la hora de hacer esto, Ibrahim eligió a cuatro jefes de las tribus más importantes, y los designo con un collar a cada uno, entregándoles también la gema correspondiente:

Cheniek, el apasionado, recibió el rubí, símbolo del fuego y del ardor interior.

Azur-diem, el perseverante, fue premiado con el zafiro, símbolo del agua, notable mención a su tranquilidad interior y al desgaste provocado en sus obstáculos a fuerza de voluntad de hierro.

Luim, de la tribu de los sureños, apodado el alegre, hizo suyo al diamante, cristalino representante del viento, danzarín y apacible.

Zoer, la única matriarca de las hijas de Ibrahim, tomo en su poder a la esmeralda, verde símbolo de la tierra y lo que brotaba de ella.
[
Asi, el mundo fue nuevamente repartido, y los elementos, ya hermanados, convivían en paz. Pero alguien, alguien que no vivía, no estaba en paz, ni consigo, ni con el Creador, ni con los hombres con sus gemas. La Muerte quería venganza, le habían arrancado sus dominios sin piedad ni razón, y ella, grandiosa y libre de la mano de Ibrahim, arrastraría todo su poderío para alcanzar su objetivo.
Fue entonces, que así como el creador busco a los suyos, la Muerte hizo lo propio. Tomando barro, cieno, estiércol y tumores, los coloco en su boca y comenzó a masticarlos despacio, dándoles forma, mente y vida con su lengua y saliva. Fue así, como un susurro de la Muerte, nacieron los Murmurantes, seres oscuros destinados a servir a su ama, hasta las últimas consecuencias.”

_________________





C.C.H.C.C.




avatar
Asira Low
Admin

Mensajes : 980
Fecha de inscripción : 04/12/2009
Localización : Por algun lado.

Ver perfil de usuario http://fata-institute.mejorforo.net

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.